Nosotras

Somos Mayte, María y Ana, tres hermanas, y aunque compartimos madre y padre, podríamos decir que somos cada una “de nuestro padre y de nuestra madre”. En lo que si parece que nos hemos puesto de acuerdo es en parir. Para no reñir, dicen. Y aunque solo lo parece, en un año hemos dado dos nietas y un nieto.

O ellas han venido a nosotras. Cada uno de su padre y de su madre. Vera, Pepa y Pedro.

Y en esto de embarazarse, parir y dar teta a “tutiplen”, hemos atravesado la catarsis más griega, y como el ave fénix, nuestras cenizas se han convertido en este proyecto.

Porteo en la calle

LAS TRES RIDICULAS supone aceptar que la vida es cambiante por definición. Y que el cambio implica riesgos, los riesgos ilusiones, y que las ilusiones dan vida.

Ponemos en este ESPACIO DE CRIANZA NATURAL y otros cuentos, lo aprendido en el camino, desde estructuras 2 de la arquitecta, pasando por las manos de la fisioterapeuta a las mil y otras cosas de la actriz. Lo que nuestros bebés nos enseñan, y los y las maestras del camino nos muestran.

Queremos de este espacio un espacio de libertad y respeto. Arte y consciencia. De comer sano, rico, y mover el cuerpo al ritmo de la música. Conectar con el alma, sin olvidar el OM del cuerpo. En definitiva, un espacio donde compartir lo que nos hace bien, por si a alguien por ahí también pudiera hacerle bien. Y sobre todo, un espacio donde criar desde el respeto a nuestras criaturas.

Y para seguir llevando la contraria (como alguien diría), nos ubicamos en Almendralejo, sin miedo a no ser profetas en nuestras tierra. No hay mejor sitio para desplegar nuestra RIDICULEZ, que en donde la confianza da asco, y donde las uvas y melones nos han visto crecer.

Lactancia

LAS TRES RIDICULAS es el cuerpo. Y AMALMA, asociación de crianza con arte y consciencia, el alma del proyecto.

Y en lo concreto contamos con una tienda especializada en crianza natural (lactancia, porteo, alimentación, textil, higiene … ) y dos espacios para organizar actividades (terapias, talleres, cursos, charlas, grupos de apoyo …). Nuestro objetivo es potenciar el encuentro familiar, crear un lugar de respeto a la infancia y a la mujer. Un espacio donde encontrar apoyo a tus procesos vitales, en dirección a la salud y bienestar. Y todo tirando pa´ la tierra.

Lo iremos caminando…

Tenemos muchas ideas y ganas de llevarlas a cabo, y gente muy bonita para ello. Y de aquí hacía delante!

DESPEGANDO…

Gracias a los y las motores directas e indirectos, mágicos y terrenales, que han precipitado este vuelo. Y gracias a David Cadaval, por esas “tres preciosas ridículas graciosas que dan teta”, que se han convertido en nuestro logo.
Señoras y señores, aquí su espacio…

Las Tres Ridículas, Almendralejo, septiembre 2015.