Historia del Feng Shui

El Feng Shui, es un antiguo sistema filosófico chino, que nació de la mano con la filosfia Tao, y se basa en el estudio de la naturaleza y sus ciclos. Significa literalmente “Viento y Agua”, dos elementos fundamentales para que exista la vida. Una de las frases mas famosas de los libros clásicos de la antigüedad es “El Qi es esparcido por el viento y es acumulado por el agua”.

Es un arte milenario, que se encarga de estudiar en profundidad el comportamiento de las energias del entorno, el Qi (o chi), las energias de la naturaleza y el universo, y como afectan al ser humano. Originario de la antigua china, es una práctica que existe hace mas de cinco mil años, momento en el que comenzó en las zonas agrarias como una forma de buscar el lugar ideal para ubicar las tumbas, ya que se pensaba que los ancestros tenían influencia directa sobre la suerte de los descendientes. Según se colocarán las tumbas el negocio de los descendientes, tendría o no prosperidad. con el paso de los años comenzó a aplicarse a los hogares y mas tarde a los lugares de trabajo, llegando incluso a ser una practica reconocida por el gobierno imperial y el emperador. Posteriormente aparecieron en China, sabios y adivinos que llegaron a tener gran poder, y que seguían la tradición de los antiguos reyes chamanes, que practicaban la geomancia o Kanyu, denominación antigua del feng shui. Estos aconsejaban acerca de la colocación de las tumbas, vivivendas y palacios con el objeto de eludir las desgracias y asegurar la buena fortuna. La practica del fs alcanzo su máximo desarrollo durante la dinastía Tang ((618-907 DC), fue entonces cuando uno de estos sabios y estudioso, consejero de la corte imperial, sentó las bases de lo que actualmente conocemos como feng shui. A partir de 1948, con la instauración de la República Popular en China, el feng shui paso ser una practica proscrita y la mayoría del conocimiento original de esta ciencia logró preservarse en Taiwan y Hong Kong. Que haya llegado hasta nuestros días a pesar de todos estos cambios, nos muestra la importancia y el poder de este arte.
“Cuando el Chi cabalga el viento se dispersa, cuando alcanza al agua, se detiene. Los antiguos podían concentrar el Chi y evitar que se dispersara, podían moverlo y detenerlo. Por eso lo llamaban feng shui.”
El feng shui ha desembarcado en occidente en distintos momentos de la historia. Los primeros textos occidentales sobre feng shui se deben a jesuitas que misionaban en China, tal como Ernest Eitel .
A lo largo de la historia la práctica del feng shui han surgido diferentes escuelas, las principales son:

  • La escuela de la Brújula, (Li-qi), toma en cuenta dos variables importantes, el tiempo y el espacio. Trabaja con la brújula, mapa de diagnostico y cálculos matemáticos. Esta escuela hace un estudio sistemático de las orientaciones cardinales y del factor tiempo, siendo su herramienta mas popular el Lo-Pan o brújula tradicional china, bastante mas compleja y detallada que la brújula occidental. Esta escuela presenta un gran numero de fórmulas matemáticas basadas en la existencia de patrones numéricos como es el caso del Lo Shu o cuadrado mágico chino.
  • Las escuela de la Forma, (Ti Li), es la mas antigua y esta basada en las formas geográficas, montañas y ríos. Como indica su nombre se basa en la observación detallada de las formas existentes, tanto a nivel geográfico, como las creadas por el hombre, mesetas, montañas, ríos, edificios, vegetación, en general todo lo que vemos y percibimos con nuestros sentidos, llegando a realizar un análisis profundo y detallado. Uno d los apartados mas conocidos de esta escuela es la teoría de los cinco animales celestiales.
  • La escuela tibetana, desde hace 25 años, ha sido difundida ampliamente en occidente por el monje llamado Lin-Yu. Se basa en la aplicación del Bagua, dividido en ocho sectores, en que cada uno representa un aspecto de la vida como , finanzas, fama, pareja, salud, hijos, protectores… Este Bagua se aplica n una casa a partir de la puerta de entrada. Es un feng shui simplificado.
  • Las Ocho Aspiraciones de la vida, este sistema ha sido difundido por Lilian Too, a través de sus números libros. En este sistema la casa se divide en los mismos sectores que la escuela Tibetana, pero se basa en los puntos cardinales reales y se trabaja cada sector según su trigrama y el elemento que le corresponde. Las finanzas están al sudeste, la fama al sur, la pareja al sudoeste, los hijos en el oeste, los protectores en el noroeste, la profesión al norte, el estudio en el noroeste y la familia en el este.