Danza contacto

Iniciación a la ósmosis del movimiento.

Esta forma de danza aparece en los años 70, de la mano de Steve Paxton y Nancy Stark Smith, como un modo revolucionario y no sexista de danzar. Toma raíces en la danza contemporánea y en artes marciales como el Aikido o Tai chi chuan, y toma también elementos de otras disciplinas.

La danza Contacto-Improvisación es una forma de danza improvisada, en contacto y continua interacción con otro cuerpo, otros cuerpos. Nos mantenemos alerta, con todos los sentidos, y a la escucha de lo que viene de dentro -y me mueve- y de lo que hay fuera -y también me mueve-.

Una forma de comunicación corporal, un diálogo sutil con otro cuerpo, un intento de entonar con la gravedad, de danzar también con ella. Una ósmosis. Un trasvase de informaciones entre dos -o más- cuerpos en movimiento, un intercambio continuo de fuerzas: la gravedad, el peso, la energía cinética…

Propongo entrar a jugar con nuestro propio movimiento, descubriendo las espirales; iniciar esta comunicación, las diferentes formas de con-tacto, cómo mantenernos a la escucha; experimentar con la gravedad, buscando cómo ofrecer y recibir el peso, en apoyos, contrapesos, suspensiones, equilibrios…

¿Vamos a sumergirnos en esta bella danza?

Acompaña Ana M. Jimenez Garrido, Fisioterapeuta especializada en pediatría y entusiasmada por el cuerpo en movimiento, formándome en danza contemporánea, danza contact-improvisación y diversas técnicas somáticas.

Otras experiencias:

DIRIGIDO: a cualquier persona mayor de 16 años, con o sin experiencia en danza que tenga ganas de bailar, y se interese por el cuerpo en movimiento.
DURACIÓN: 4 horas
MATERIAL NECESARIO: ropa cómoda.
APORTACIÓN ECONÓMICA: 20 €.